Mis Hermanos

Tal vez mis Hermanos no estén todos los días

conmigo pero siempre están en mi

Corazón.

Gracias por visitar nuestra página ,si te gusta nuestro espacio puedes compartir es de mucha ayuda para nosotros.

Para ser Feliz.

Es muy importante que dejes atrás los eventos dolorosos de tu pasado para que estos ya no tengan ninguna influencia o efecto negativo sobre ti. Para que puedas seguir adelante, debes ser capaz de perdonar el pasado, sentirte agradecido por el presente y tener ilusión por el futuro.

El futuro es perfecto, inocente e inmaculado, pero somos capaces de llevar al futuro todo el dolor del pasado sin resolverlo, contaminando de esa manera nuestro futuro.
Es lo que yo llamo el equipaje de la vida. Algunas personas cargan con tantos viejos resentimientos y heridas del pasado que terminan contaminando su futuro innecesariamente.

Esto se resuelve dejando ir el pasado y perdonando. Si un evento como una muerte, un dolor o un rechazo no se trata, y los sentimientos sobre ese evento no se expresan, el evento permanecerá en nuestra conciencia y nos causará mucho dolor.

Tienes que expresarte, llorar, perdonar, dejar ir y seguir adelante. No olvides que el perdón y la gratitud son pasos esenciales para conservar una buena autoestima y ser feliz.

Recuerda que la frase más importante del mundo es “Deja ir”. No podrás avanzar mientras te aferres a viejos resentimientos y heridas, así que perdona a las personas no por su bien, sino por el tuyo, para que puedas seguir adelante.

¿Quieres dejar atrás aquello que no te hace bien?

Gracias por visitar nuestra página ,si te gusta nuestro espacio puedes compartir es de mucha ayuda para nosotros.

Muchas veces solo se acude a Dios en momentos de desesperación y necesidad, pero no olvides que el recuerdo de Dios siempre llega a la mente tranquila, a la mente en paz. Si tu día no ha ido bien o te sientes agobiado, tómate el tiempo para enfocarte en los «qué» y en «quiénes» por los que estás agradecido de tener en tu vida. No te duermas sin dar sinceras gracias a Dios por lo que ha sido tu día. Este simple ejercicio te permite apreciar tus bendiciones. Puedes comenzar diciendo: Querido Dios: Gracias por darme razones para pensar que esta vida es maravillosa. Gracias porque cada noche te llevas mis preocupaciones y mis miedos para que pueda despertar con fe e inspiración. Gracias por sembrar en mi conciencia alegría y amor para que pueda despertar en paz. Gracias por regalarme risas y la compañía de mis ángeles, gracias por la salud, por mi familia, por mis amigos… La lista puede ser larga, y nunca se agota siempre hay razones para estar agradecido.

Gracias por visitar nuestra página ,si te gusta nuestro espacio puedes compartir es de mucha ayuda para nosotros.